• Envíos a toda la República

Disolventes: aprende a utilizarlos como todo un profesional

Los profesionales saben cuál es el producto perfecto para momento, por eso en este post os queremos desvelar los secretos de los disolventes, descubre cual es el más adecuado para cada caso. Pero empecemos por el principio, para qué se usa realmente el disolvente.

Los 4 usos básicos del disolvente:

Rebaja la viscosidad de barnices y pinturas.
Como decapante.
Muy útiles en trabajos de pintura, el disolvente te ayuda a disolver la pintura.
Para mantenimiento de pinceles y rodillos, ya que el disolvente ayuda a limpiarlos y dejarlos como nuevos.
En el siguiente paso te detallaremos los tipos de disolventes que podrás encontrar en Vadequímica.com productos químicos y cuáles son usos concretos y aplicaciones.

AGUARRÁS
El aguarrás es el disolvente más utilizado por pintores ya que tiene varios usos y funciones para su actividad. Este producto además de disolver todo tipo de pinturas se utiliza en la limpieza de sus herramientas de trabajo, hablamos de brochas, pinceles, rodillos, pistolas…

Si quieres conseguir la viscosidad adecuada, es necesario disolver la pintura con la cantidad suficiente de Aguarrás Puro. Las dosis habituales oscilan entre el 15-25% para pistola aerográfica y entre el 5-10% para aplicaciones manuales.

ACETONA
Se trata de un producto de evaporación rápida, utilizado principalmente para eliminar la pintura seca ya que es un gran decapante, además la acetona es un desengrasante y limpiador genérico de todo tipo de superficies, utilizada también para la limpieza de superficies y objetos manchados con tintas, esmaltes, grasas, colas y pegamentos. Recuerda que no se debe utilizar sobre superficies barnizadas ni sobre materiales plásticos.

La forma de aplicación de la acetona es muy sencilla, se utiliza extendiéndola con un pincel o un trapo varias veces sobre la superficie de la cual se quiere quitar la pintura seca. Cuando la acetona esté bien impregnada, solo hay que rascar con un cepillo de cerdas metálicas y podrás comprobar el resultado.

DISOLVENTE DE LIMPIEZA
Se utiliza tanto para la limpieza de utensilios de pintores, para disolver las pinturas y tintas como para limpiar: brochas, pistolas, rodillos, pinceles, etc. Además se utiliza para desengrasar y preparar piezas metálicas como tratamiento previo a la imprimación.

Durante su uso, recuerde, hay que evitar el contacto directo con el producto utilizando protección para manos (guantes) y ojos (gafas o pantalla de protección facial).

DISOLVENTE UNIVERSAL
Se utiliza como diluyente y fluidificante de pinturas para conseguir una viscosidad adecuada, ideal para profesionales o particulares que hagan trabajos con pinturas. Las dosis habituales oscilan del 15-25% para pistola aerográfica y del 5-10% para aplicaciones manuales.
El disolvente universal es un producto de evaporación moderada preparado para ser utilizado en la mayoría de pinturas e imprimaciones.

DISOLVENTE SIN OLOR
Este disolvente es recomendado para aquellas personas que son sensibles a los olores fuertes, ya que no desprende los olores típicos de los disolventes.
Se utiliza para la dilución de pinturas al aceite o grasas además de para la limpieza de útiles de pintor como brochas, rodillos, pinceles, pistolas…

Si quieres conseguir la viscosidad adecuada de la pintura con este disolvente debes saber que las dosis habituales oscilan del 15-25% para pistola aerográfica y del 5-10% para aplicaciones manuales.

CONSEJOS DE SEGURIDAD
La manipulación de los disolventes debe ser la indicada por el fabricante.
Deben estar almacenados alejados de fuentes de calor o chispas, manteniendo los envases bien cerrados.